Top 3 Razones Que Me Hicieron Vegano ⓥ

Como alguien que amaba comer su buena porción de carne, pollo, huevos, queso, etc., decidir cambiar a un estilo de vida vegano fue un shock para todos, ¡incluso para mí! Y créanme, solía ser de esos que decía “Nunca me volvería vegano, no podría hacerlo!”. De hecho, todos los veganos alguna vez dijeron lo mismo. Pensé que sería una transición más larga. Ha pasado un año y sólo me arrepiento de algo: no haberlo hecho antes.

¿Blanqueando los ojos ya? ¡Ya va!

Me plantee dos opciones: cortar todos los productos animales a la vez, o disminuir lentamente la ingesta con el tiempo. Esto es lo que sucedió:

Hice todo un maratón vegano en Netflix.

Cowspiracy, Food Inc., Dominion, Forks Over Knives, What The Health, Earthlings, The Game Changers, etc., -los explicaré en una publicación posterior-. Estos documentales exponen la cruda verdad detrás de la industria cárnica y láctea. Mantuve una mente abierta. Hice una tonelada loca de investigación. Comencé a sentirme abrumado, así que contacté a personas que sabía que eran veganas y les hice pregunté un sin fin de dudas y consejos.

La razón detrás de mi cambio se puede resumir en lo que me gusta llamar la trifecta de razones:

1. Los animales.

“Si nuestra propia salud dependiera única y exclusivamente de comer animales, entonces podría haber un argumento para que la violencia contra los animales (con fines nutricionales) sea necesaria. Pero ese no es el caso. No estamos infligiendo un sufrimiento horrible a los animales para preservar nuestra propia salud y así prevenir nuestro propio sufrimiento. Estamos infligiendo sufrimiento a miles de millones de animales para obtener, como mucho, un “poco más de placer culinario”.

Distinciones rápidas a considerar:

–Vegetarianos: aquellos que consumen productos lácteos y huevos, excluyendo carne, mariscos y aves de corral (descargo de responsabilidad: hay algunas sub-variaciones como lacto-vegetariana, ovo-vegetariana, etc., que no mencionaré)

–Veganos: aquellos que se apegan a los alimentos de origen vegetal, excluyendo todos los productos animales.

Entonces, ¿por qué no podría comenzar como vegetariano antes de pasar a ser vegano?

Bueno, la razón es porque todos los alimentos de origen animal implican inherentemente la explotación de animales. Uno de los hechos más impactantes que aprendí fue cómo funciona la industria láctea. Por ejemplo, siempre pensé que las vacas estaban destinadas a producir leche de forma natural, todo el tiempo. Pero no, alguien los impregna por la fuerza, metiendo el brazo dentro del ano de la vaca mientras ella está enjaulada, y luego les inyectan semen de toro. Después de dar a luz, le quitan la cría y si es un becerrito, lo matan (porque no pueden producir leche). Si alguien intentara decirme antes cómo los animales son criados y tratados, haría una broma al respecto o volvería a la defensiva con un hecho aleatorio que -de alguna manera- justificaría mis decisiones de comida. De cualquier manera, evitaba mirar la realidad a los ojos.

Los animales son disparados en la cabeza, encadenados boca abajo, les acuchillan la garganta abierta; si no es eso, los ponen en una cámara de gas para aturdirlos, luego les abren la garganta o los electrocutan. Esto es es violencia innecesaria e injustificada. Todos los animales son criaturas sensibles que tienen derecho a la vida y a la libertad, y lo que les estamos haciendo es atroz. La triste verdad es que todas las criaturas vivientes, incluso aquellas etiquetadas como ‘campo libre’, ‘orgánico’, ‘libre de crueldad’, ‘humano’ o como quieran nombrarlo, no importa cómo sean tratados cuando están vivos, todos experimentan el mismo miedo cuando van al matadero. Esas etiquetas solo buscan hacer que las personas se sientan “un poco mejor” acerca de sus decisiones. ¿Y saben qué? Tomé una decisión personal: ya no quiero ser parte de eso.

2. Salud y fitness.

Al principio, estaba bastante preocupado por mi ingesta de proteínas. A todos nos enseñan que la proteína animal es la única fuente buena y completa de proteína, que contiene todos los aminoácidos esenciales, siendo “biológicamente superior” a la proteína de origen vegetal. Esta noción también va más allá, al afirmar que si dejamos de comer alimentos de origen animal, tendríamos deficiencias nutricionales. Pero tales ideas no podrían estar más sesgadas. Después de ser criado en una sociedad normativa de la carne, y constantemente bombardeado con el marketing multimillonario de la industria cárnica y láctea, este paradigma es claramente difícil de romper.

Me acerqué a dos amigas míos que sabía que eran veganos para pedirles su consejo y experiencia; un agradecimiento especial a una de ellos, una vieja amiga del colegio, ahora es YouTuber y también tiene un increíble Instagram: ¡@vegan_nia! Resulta que hay una cantidad abrumadora de estudios e investigaciones científicas innovadoras y revisadas (que salen cada vez más mientras hablamos) que muestran cómo las dietas basadas en plantas no solo son buenas para nuestra salud, sino que realmente demuestran cuánto dependientes de las plantas realmente somos -y siempre hemos sido-. Tanto la Asociación Dietética Británica como la Academia Estadounidense de Nutrición y Dietética, las organizaciones más grandes de profesionales de alimentos y nutrición, declaran lo siguiente:

“Una dieta vegana adecuadamente planificada es saludable, nutricionalmente adecuada y puede proporcionar beneficios para la salud para la prevención y el tratamiento de múltiples enfermedades. Estas dietas son apropiadas para todas las etapas del ciclo de vida, incluido el embarazo, la lactancia, la infancia, la infancia, la adolescencia, la edad adulta y para los atletas. Las dietas basadas en plantas son más sostenibles para el medio ambiente que las dietas ricas en productos animales porque usan menos recursos naturales y están asociadas con mucho menos daño ambiental. Los vegetarianos y los veganos tienen un riesgo reducido de ciertas afecciones de salud, como cardiopatía isquémica, diabetes tipo 2, hipertensión, cáncer y obesidad “.


Ver cuantos culturistas y atletas de élite han cambiado al veganismo y a los estilos de vida basados ​​en plantas, prosperando y alejándose de todos los alimentos de origen animal después de ver cómo aumenta su rendimiento general y acelera su recuperación muscular, es absolutamente increíble. Ser vegano hoy es mucho más fácil de lo que solía ser hace 10 o 20 años, debido a todos los sustitutos disponibles. Siempre puedes recurrir a esos productos de carne simulados, y luego, con el tiempo, limitarlos más a medida que progresas hacia una alimentación más basada en plantas de alimentos integrales (y menos procesados).


He tenido exámenes de sangre y es sorprendente ver cómo mi bioquímica interna cambia. Todos mis marcadores, incluidos mis niveles de hierro y B12 (por los que me dijeron que llegaría a ser “deficiente”) están por encima del promedio general. Y basta con decir que mi SII no me ha molestando en absoluto. Cuando eres más consciente de lo que estás comiendo y poniendo en tu cuerpo, tu cuerpo se convierte en una máquina mucho más eficiente. Mis niveles de energía han aumentado dramáticamente, mi piel se desintoxicó, me recupero más rápido de mis entrenamientos, y en realidad estoy ganando músculo magro mientras pierdo más grasa corporal. En pocas palabras, ¡puedo ir y patear traseros!

Y por último pero no menos importante,

3. Sostenibilidad ambiental.


En enero de 2019, comencé a trabajar en un proyecto de investigación en la universidad sobre sostenibilidad en el campus. En ese momento, no tenía educación sobre reciclaje, reciclaje, compostaje, sistemas alimentarios, transporte sostenible, consumo de agua, energía verde y muchas otras prácticas sostenibles que tienen como objetivo abordar el cambio climático y nuestra huella en la tierra. Empecé a aprender tanto que se convirtió en una pasión, y cuanto más sabía, más quería hacer y enseñar a otros. Como resultado, la Oficina de Sostenibilidad de mi universidad leyó mi proyecto de investigación y me reclutó como su Embajador de Sostenibilidad. Seis meses después, elegí el veganismo, entre las razones explicadas anteriormente, como la forma más importante de reducir mi impacto ambiental.

Verán, la agricultura animal produce más emisiones de gases de efecto invernadero que todos los automóviles, trenes, aviones y otras formas de transporte en todo el mundo combinadas (shooketh! No?). Sin embargo, la discusión general todavía se basa predominantemente en los combustibles fósiles, alejando el enfoque de la industria de la carne. Además, la agricultura industrial es responsable del 65% de las emisiones mundiales de óxido nitroso, que es un gas de efecto invernadero con casi 300 veces el potencial de calentamiento global del dióxido de carbono. Los animales comen grandes cantidades de granos, soja, avena y maíz, pero a cambio solo producen una cantidad relativamente pequeña de “proteína”, lo que hace que toda la industria sea tan ineficiente e insostenible. Los datos siguen y siguen. Los estudios han demostrado que volverse vegano reduce tu impacto ambiental a la mitad, ¡A LA MITAD!

Y sí, nuestra única existencia como seres humanos tiene un impacto en la tierra, pero eso no justifica que iremos por ahí destruyendo y arrasando con todo. El propósito, al final del día, es vivir y prosperar causando el menor daño posible, aprendiendo, desaprendiendo y reaprendiendo lo que sea necesario.


 

Ya sé lo que están pensando. “Pero la carne, los huevos, la tocineta, el pollo, son tan deliciosos”. De hecho, nadie lo niega. Tener sexo también es delicioso. Pero eso no significa que iremos por ahí violando a la gente.

Ahora:
¿Serías capaz de comer toda la carne, pollo y pescado que estás comiendo si tuvieras que matar personalmente a todos estos animales?

En caso afirmativo, ¿realmente lo necesitas?

*Click here for the English version*

🌱


 

References:

American Dietetic Association, & Dietitians of Canada (2003). Position of the American Dietetic Association and Dietitians of Canada: vegetarian diets. Canadian journal of dietetic practice and research : a publication of Dietitians of Canada = Revue canadienne de la pratique et de la recherche en dietetique : une publication des Dietetistes du Canada, 64(2), 62–81. https://doi.org/10.3148/64.2.2003.62

Campbell, T. C., & Campbell, T. M. (2006). The China study: The most comprehensive study of nutrition ever conducted and the startling implications for diet, weight loss and long-term health.

Fresán, U., & Sabaté, J. (2019). Vegetarian Diets: Planetary Health and Its Alignment with Human Health. Advances in nutrition (Bethesda, Md.), 10(Suppl_4), S380–S388. https://doi.org/10.1093/advances/nmz019

Ha B. (2019). The Power of Plants: Is a Whole-Foods, Plant-Based Diet the Answer to Health, Health Care, and Physician Wellness?. The Permanente journal, 23, 19-003. https://doi.org/10.7812/TPP/19.003

McMacken, M., & Shah, S. (2017). A plant-based diet for the prevention and treatment of type 2 diabetes. Journal of geriatric cardiology : JGC, 14(5), 342–354. https://doi.org/10.11909/j.issn.1671-5411.2017.05.009

Satija, A., & Hu, F. B. (2018). Plant-based diets and cardiovascular health. Trends in cardiovascular medicine, 28(7), 437–441. https://doi.org/10.1016/j.tcm.2018.02.004

Tuso, P. J., Ismail, M. H., Ha, B. P., & Bartolotto, C. (2013). Nutritional update for physicians: plant-based diets. The Permanente journal, 17(2), 61–66. https://doi.org/10.7812/TPP/12-085

7 thoughts on “Top 3 Razones Que Me Hicieron Vegano ⓥ

  1. Excelente artículo, pero creo que muchas personas más allá de pensar que no podrían dejar de comer carne, piensan que sería difícil adaptar el menú para sustituir todas las vitaminas y proteínas que necesitamos. Al final todo es falta de información y educación al respecto.
    Capaz el próximo puedes hablar acerca de los primeros pasos para comenzar este estilo de vida.

    Like

  2. Great page and thanks for getting the Vegan message out in both Spanish and English! The Animals need all of oilur voices!

    Like

  3. Gracias por la información, al igual que tú me encuentro bastante interesado por la vida vegana, aún no he dado el paso pero me he estado informando bastante, he visto un par de documentales en Netflix, otros en YouTube, la verdad es que los estudios apuntan a que es el mejor camino, además que bien aplicada sería mucho más sustentable en el tiempo que una dieta carnívora. En fin, buen artículo para empezar a tomar conciencia e información sobre el tema.

    Liked by 1 person

  4. No me considero vegetariano pero puedo disfrutar también de los vegetales. Me encantan y son un regalo de la naturaleza. Una buena ensalada se disfruta y aparte de los nutrientes que son innumerables, y lo saludable que resulta su consumo, son indiscutiblemente deliciosas. Admiro y respeto a todos aquellos que optan por esta saludable forma de vida, porque todo ello en su conjunto requiere de una estricta disciplina. El compartir este testimonio nos hace reflexionar muchísimo, y aunque no muchos compartan este estilo de vida no queda ninguna duda de que garantizaría una mayor longevidad y bienestar a nuestro cuerpo.

    Like

    1. Muy buen artículo, soy ovo-vegetariano, dejé de comer animales hace casi 2 años y lácteos hace un par de meses y he notado cómo ha mejorado mi salud y resistencia física a la hora de entrenar, por esta razón y por no querer apoyar este tipo de industrias estoy cambiando constantemente mi dieta con el fin de que eventualmente sea vegana.

      Liked by 1 person

Leave a Reply to Anonymous Cancel reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s