Vegano Bajo Presupuesto: Cómo Hacer Mercado y Ahorrar Dinero

Ser vegano (o predominantemente a base de plantas) puede ser tan barato o caro como quieras.

Cuando me volví vegano en julio de 2019, no estaba seguro si iba a poder mantener el ritmo. Como estudiante internacional en ese momento, trabajaba sólo medio tiempo y vivía en la ciudad más cara de Canadá, estaba claramente muy apretado y apenas sobrevivía. Siempre pensé que ese estilo de vida era más para los millonarios y privilegiados, pero no podía estar más equivocado.

¡No te preocupes! Así estés tratando de comer más a base de plantas o explorando el veganismo por primera vez, y tienes un presupuesto ajustado, acá te ayudo con 6 formas inteligentes y fáciles de hacer mercado y ahorrar dinero:

Regla de oro:

Reduce los productos de carne simulados al mínimo (alrededor del 10% de tu lista). Estos son los primeros en acabar con el presupuesto si estás muy ajustado. La verdad es que, desde el punto de vista nutricional, ¡no los necesitas!

1. Haz una lista

Un poco de organización antes de ir al supermercado es clave. No necesitas ser perfecto, sólo asegúrate de tener una lista tentativa en tu teléfono con lo esencial: esos artículos que DEBES comprar. Una forma eficaz de hacer esto es planificar tu menú semanal y luego poner los ingredientes necesarios en la lista.

Deje los artículos fungibles al final de la lista en caso de que cambie de opinión.

Pro Tip: ¡NUNCA COMPRES CON EL ESTÓMAGO VACÍO! Investigaciones muestran que esto aumenta la probabilidad de gastar más dinero en alimentos que no necesitas.

2. Enfócate en proteína vegetal

El típico “pero, ¿y la proteína?”. Bueno, aquí tienes. Las legumbres son los alimentos básicos más asequibles que te brindarán toda la proteína que necesitas, junto con fibra y muchos otros micronutrientes esenciales.

Frijoles negros, frijoles rojos, lentejas, garbanzos, edamame, guisantes verdes, frijoles blancos, etc. ¡Todos sabemos que estos son los productos más baratos en casi todo el mundo!

Consulta este recurso para obtener algunas ideas e inspiración sobre recetas con legumbres.

3. Elige frutas, verduras y cereales integrales

¿Quién no ama la avena con banana, pasas y arándanos para el desayuno? La avena, la pasta y el arroz se encuentran entre los alimentos saludables más económicos. Si no te importa gastar un poco más, también puedes incluir quinoa. En cuanto a las frutas, las bananas son mis favoritas y son las más baratas, incluso si son orgánicas o con certificación “fair trade”.

Si quieres ahorrar dinero extra, ¡compra las frutas y verduras congeladas en vez de frescas! De esta manera, también te asegurarás de que te duren más.

Cebollín, cebollas, pimientos, col rizada, espinacas, brócoli, pepinos, calabacines, tomates, aguacates, etc., se encuentran entre las verduras más baratas que puede comprar. La lista continua.

¿Alguien quiere chips de col rizada y guacamole?

4. Busca las ofertas

Ya sean verduras, semillas o incluso sustitutos veganos como tempeh, seitán o carnes simuladas. ¡Es posible conseguir buenas ofertas de vez en cuando si las buscas! Se flexible por si puedes cambiar un artículo si encuentras una mejor oferta.

Esto te ayudará a diversificar tu menú mientras te ajustas a tu presupuesto. Solo ten cuidado y no te vuelvas loco.

Pro Tip: opta por las marcas genéricas, son más baratas porque no gastan tanto dinero en publicidad para mantener el conocimiento de la marca. Por ejemplo, la marca “no name” en Canadá.

5. Compra y cocina a granel

Esto no solo te ahorrará dinero, ¡también TIEMPO! Te ayudará a hacer un uso más eficiente de lo que tienes en tu refrigerador y a reducir el desperdicio de comida. Comprarás y cocinarás sólo lo que comas.

Planifica un día de la semana para hacer las compras y preparar las comidas te facilitará la vida y te lo agradecerás más adelante. Yo personalmente elijo los domingos para preparar mi comida. ¡Casi nunca paso más de 3 horas haciendo mis menús durante toda la semana!

A menos que tengas a alguien cocinando fresco para ti todo el tiempo (me da envidia si lo tienes), ¡nada como volver a casa a una comida que está lista para comer!

6. Compra productos de temporada

Consulta la guía de productos de temporada de tu ciudad o provincia para asegurarte de maximizar los beneficios nutricionales y minimizar tus costos.

Las frutas y verduras de temporada también tienden a producirse localmente, lo que significa que también puedes apoyar a pequeños negocios. ¡Esto también minimiza el impacto ambiental de tus compras!

Pro Tip: Si estás en Ontario, Canadá, puedes seguir a @foodlandontario en Instagram para mantenerte actualizado.


Recuerda, si aún no eres vegano pero quieres reducir el consumo de productos de origen animal, no tienes que eliminar todo de una vez. Uno de los errores más comunes sobre comer a base de plantas es que todo debe ser blanco o negro, todo o nada, y ese no es el caso. En su lugar, intenta sustituir diferentes alimentos uno por uno. Por ejemplo: leche de vaca por alternativas vegetales y carne por legumbres y tofu.

Si puede gastar más, prueba el seitán, el tempeh, la soya y las carnes simuladas. La demanda y la oferta juegan un papel importante al determinar el precio de los productos simulados. A medida que la demanda siga creciendo, los productores de origen vegetal tendrán una mayor participación en el mercado en general, por lo que tanto el costo de producción como el precio de compra ciertamente seguirán cayendo.

¡Que empiecen los juegos del hambre!

🌱

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s